Logística

¿Qué necesito para disfrutar del viaje?

Sobre guías y mapas:

– yo utilizaría la West Africa de Lonely planet. En inglés y muy completa, especialmente recomendables los sitios baratos donde dormir.

– para mapas, michelín tiene el de carreteras de Africa Oeste. no necesitas más: ni gps ni sistemas de navegación.

– es recomendable y barato acampar, además de ser bastante seguro. Las tienda 2 seconds de Quechua son baratas y muy cómodas. Con un saco sábana sobra y si se quiere colchoneta. En el Sáhara las temperaturas bajan mucho, es bueno comprobar la temperatura cuando se vaya a ir

– para el coche llevar aceite; una pala que además os puede servir como defensa llegado el momento (hablamos de perros asilvestrados, no de tuaregs); un compresor para hinchar las ruedas o deshincharlas; líquido refrigerante.

– una neverita viene bien. En varios sitios venden hielo.

– se puede llevar comida embasada al vacío. Allí cualquier comida embasada es casi más cara que aquí. Lo barato es comer comida local. Pero con unos embutidos o latillas y pan local se cena barato y bien.

– venden agua en cualquier sitio. A falta de agua embotellada, venden bolsitas de agua tratada y potable. Su pega es que sabe a plástico pero son bebibles

Publicado en Logística | Deja un comentario

Papeleo

Aquí pondré claramente lo que para el 2010 sería necesario si quieres realiza la transahariana por los países abajo señalados.

Marruecos

Para llegar necesitarás el ferry. Puedes coger el billete con antelación en cualquiera de las agencias navieras. Sólo es altamente recomendable en verano, evitando los primeros días de Agosto.

– No es necesario sacar un visado precio
– Carné de conducir español
– Permiso de circulación del vehículo
– Permiso del propietario escrito en francés autorizando a la conducción del vehículo. Debe indicar nombre, dni y estar firmado. Si está sellado por la policía mejor que mejor. Incluso si le acompaña una fotocopia a color del DNI. Evitará problemas y excusas para tasas” extras”
– Carta verde del seguro del coche. Es gratuita y la gestiona tu seguro de automóvil. Si no, es posible sacar un seguro en la frontera válido para Marruecos.
– En la aduana nos darán unos papeles iguales del coche (tres). Uno es para ellos. Otro se entrega a la salida del país y nosotros deberemos guardar el último si tuviéramos pensado regresar a a Marruecos para confirmar que sacamos el vehículo del país.

 

Sáhara occidental

En cuestión de papeleos, lo mismo que para Marruecos. Todos los allí sacados son válidos para el Sáhara Occidental. Habrá varios stops policiales que nos pedirán documentación. Podemos llevar unos papeles ya preparados para agilizar trámites, ellos se quedarán con el papel que comprobarán y dejarán pasar. esto depende de las prisas de cada cual.

En el papel indicar: nombre; nacionalidad; pasaporte; profesion; matricula; numero de entrada que nos han asignado en la frontera

 

Mauritania

– Hay que sacar un visado previo en Madrid o en Rabat. Ya no se da oficialmente  en la frontera (no sé si cambiará en el futuro). En Madrid, todo el proceso dura unos 10 días. En Rabat está en 24 horas.
– Carné de conducir español
– Permiso de circulación
–  Seguro mauritano. Se puede sacar en la frontera o en Noadibhu donde puede ser algo más barato.
– Firmar juramento de honorabilidad de no vender el coche y pago de passavant (especie de visado para el coche)
– Ahora hay varios controles militares. Es bueno llevar fotocopias del pasaporte para aligerar. Se quedan la fotocopia que comprueban y dejan continuar.

 

Senegal

– El visado lo conceden en la frontera. Es gratuito para los españoles.
– Carné de conducir español
– Permiso de circulación
– Seguro CDAO a sacar en la frontera o en ST Louis donde puede ser algo más barato. Este seguro se saca por X tiempo y es válido para varios países africanos, incluído Malí.
– extintor. es obligatorio tenerlo y es una de las multas que van buscando.
– passavant del coche. han vuelto a imponer la ley de no autorización de entrada a vehículos de más de 5 años. Esta ley viene y va, así que comprobar cómo está la situación antes de ir.

 

Malí

– la visa la conceden en la frontera, pero debe regularizarse en la capital en 3 días (allí, en Bamako tardan 24 horas). se puede sacar en parís, dakar
– carné de conducir español
– permiso de circulación
– permiso del propietario para llevar el vehículo. Muy recomendable fotocopia a color sellada por la policía. Se ha puesto estrictos si el propietario no está presente.
– seguro de coche CDAO sacado en Senegal o a sacar en la frontera
– passavant

 

El precio de los passavant oscila entre los 3000 CFA a 15000 CFA según país, día que se entra (en Malí es más caro el fin de semana) y persona que decida “cobrarnos” . Si sabéis el precio fijo de algo, no cedáis nunca, porque finalmente os cobrarán lo justo.

 

Publicado en Papeleo | Deja un comentario

En números

Rompimos las apuestas porque lo cierto, es que salvo nosotros 3 y Rafa, el resto de personas parecía no estar nada convencidos de que llegaríamos con el coche a Hombori.

Y llegamos.

Yo, desde luego, repetiré la transahariana de nuevo, aunque creo que para disfrutarla, especialmente el sahara, me la tomaría con algún día más aún (y eso que hay gente que lo hace en 10 días)

Ya que el mundo capitalista es un amante de los números, allá van:

7000 km

4 intentos de multa fallidos

1 malaria

5 países

más de 33 horas en fronteras

1 coche

2 aviones

1 boda

1 escorpión

más de 10 cucarachas

una montaña de papeles

2 kg menos

muchas, muchas, muchas risas

 

Publicado en Cat malí 2010 | Deja un comentario

Rompimos las apuestas

Después de unos días de visita; de que nos diera un poco de aire puro y estirar las patas; de sudar y sudar quinina… al fin nos quedaba nuestra última etapa.

Escasos kilómetros nos separaban de Hombori.

Iniciamos la marcha entre alegres y extrañados, porque sabíamos lo que esto significaba. Recorrimos los últimos 200km por una carretera semi decente a ratos, viendo como el paisaje volvía a desertizarse.

Por mantener la emoción hasta el final, un ternero decidió no apartarse de nuestro camino, si no echarse encima y en una maniobra brusca evitamos la colisión. Pero hubiera sido divertido pulverizar el coche a excasos 50 km. Con la de animales que habíamos esquivado y va el ternero y decide ir al revés que todos los demás.

Según íbamos llegando pudimos contemplar la Mano de Fátima, una formación rocosa que según la perspectiva parece una mano.

A la llegada a Hombori nos llevaron a casa de Tom Tom donde coincidimos con otros voluntarios. Allí acampamos en el tejado y pudimos disponer de baño limpio y comida. Además de una familia muy hospitalaria.

Adecentamos el coche lavándole por fuera y por dentro, quitando los kilos de arena que llevaba o al menos los que se pudieron.

Conocimos a Joan, que llevaba varios meses conduciendo una ambulancia que también había bajado de CC y allí operaba.

Dedicamos los dos días que estuvimos a reposar, visitar Hombori y charlar con el resto de voluntarios que por allí andaban (cuatro personas).

Uno de los días hicimos una escapada al monte Hombori, el lugar más alto de malí y como no, vimos como una tormenta se nos echaba encima diluviando a todo diluviar y estropeando cualquier aparato electrónico que lleváramos. Si es que, había que cerrar por todo lo alto el viaje.

Nos hubiera gustado hacer entrega del coche al prefecto, pero a nuestra llegada él debía estar fuera, así que sabiendo que Rafa llegaría en breve dejamos que él hiciera los honores.

Nosotros debíamos regresar, especialmente los compañeros por cuestiones laborales. Nos hubiera gustado estar algo más y poder actuar incluso, pero lo cierto es que la fatiga ya se acumulaba y había ciertas ganas de regresar.

Con nosotros viajaron dos voluntarias a quienes el señor cónsul había conseguido meter el miedo en el cuerpo. Y el miedo es libre y respetable, así que no tuvimos problema en que vinieran, eso si, instándolas a visitar algo de Malí. Hombori sigue figurando en la zona peligrosa del MAEC y en fin, yo sigo sin ver donde está el peligro, pero bueno.

Lo que nos queda de viaje se resumen en reposar en Bamako, recoger los instrumentos; una pequeña avería de autobus; retrasos en el avión y despedidas…varias despedidas. La más absurda, la del coche, pero había que despedirse de él. Y ninguno de nosotros negará que lo miramos y tocamos una última vez.

La más emotiva, en Madrid, cuando ya cada uno debía ir por su lado.

Publicado en Cat malí 2010 | Deja un comentario

De nuevo, Dogón

Uno de los grandes alicientes de regresar a Malí es poder volver a ver el País Dogón.

Para explicarnos, es una zona al sur de Malí con su propia idiosincracia cultural que se encuentra asentada en una falla, la de Bandiágara. Hace unos 100 años que fue descubierta para el mundo occidental (ellos como que ya se habían descubierto) y poco a poco se ha convertido en zona de paso obligada al turismo, conservando aún su esencia y costumbres.

Sus poblados siguen siendo como eran; el hecho de que casi no lleguen las carreteras los mantiene en un estado de conservación cultural importante para su turismo. Siguen hablando dogoní, con sus inmensos y largos saludos de palabras monosílabas donde se preguntan por toda la familia y que una vez en la vida hay que escuchar. Siguen con su ritual de máscaras, sus bailes. Y sigue siendo un lugar qué visitar. Además, se duerme en los poblados, cosa que la mayoría de turistas no hace de normal y para ellos es ese pequeño aliciente de aventura y contacto un poco más real. En nuestro caso y veníamos muy poblatizados y acampados.

Nosotros nos planteamos si ir o no con guía. Allí ayuda tenerlo por le respeto a sus convenciones sociales y en nuestro caso nos sirvió, ya que nos hizo una ruta alternativa atravesando la falla sin ningún camino que seguir. Lo cierto es que hicimos 3 días de trekking un poco de matada: el primer día excasos 5 km, después 18 y finalmente más de 20 km. Para una persona que sólo se dedicaba a sudar quinina y apestaba a químico, debo decir que fue un poco insensato pro mi parte. El última día caminaba por inercia.

para entendernos, nosotros bajamos la falla (de Djiguibombo a Kani Kombolé); caminamos por abajo y subimos de nuevo (de Kani Kombolé a Begnimató); y bajamos de nuevo para subir sin camino y cruzar la falla entera (Begnimató a Djiguibombo).

Mis compañeros estaban sudando la gota gorda también, pero aprovechaban mi situación para que pidiera relax y ellos mantener intacto su estatus de aventurero Laughing . En fin, nos sudaban hasta las pantorrillas y yo sólo olía a químico. Me repudiaba a mí mismo.

Tampoco tuvimos suerte con el guía, que venía de una lesión y el segundo día le sustituyó un amigo/primo/conocido y el tercer día otra persona. Pero bueno, bien, las tres personas se explicaban bien y sólo hablaban si preguntabas. Especialmente, el chico del segundo día era bastante simpático y se preocupó de conseguirnos alguna fruta de la zona para recuperar azúcar en sangre.

Yo no digo más, que hablen las imágenes

Publicado en Cat malí 2010 | Deja un comentario

Hablando en serio

Nosotros nos lo tomamos con humor. No íbamos cambiar de registro de repente. Especialmente yo.

Y no, no estaba preocupado por mi malaria, sabía en qué circunstancias la tenía.

Pero evidentemente, no deja de ser un tema serio e importante que le cuesta la vida a cientos de miles de personas al año.

Como ya dije más atrás, nuestro cónsul quería disuadirnos por los peligros bastante improbables de un secuestro, pero a ¿cuánta gente avisará de los peligros sanitarios de la zona? La cuenca del Níger es uno de los lugares más insalubres del mundo y mira, al final el tiempo me dio la razón. En todo este tiempo cero secuestros y probablemente miles de casos de malaria y algún brote de meningitis que haya podido haber.

Yo pude pagarme un tratamiento y un médico. Tuve la educación suficiente como para acudir al primer malestar. Y la fortuna de vivir en el primer mundo donde mi alimentación es saludable (si quieres que lo sea). Millones de personas no cuentan con esa suerte. No pueden pagar un médico o una medicina; siguen tardando demasiado en ir al hospital o ni tan siquiera cuentan con una mosquitera. Siguen esperando una ansiada vacuna que nunca llega, pese a anunciarse en diferentes ocasiones. Vacuna que cada año la retrasan un poco más y que costaría no más de 10 céntimos de euro.

Vacuna que ya existe para la malaria sudamericana con una efectividad entre el 60% y el 70% pero que no se comercializa, sólo se probó.

Vacuna que debía salir en el 2010, el año de la gripe A y que ahora se retrasa al 2011 que será el año de a saber qué y volverá a retrasarse… y puede que sea así hasta que la malaria se instaure como enfermedad en europa por el calentamiento global, y que poco a poco se den las condiciones meteorológicas para que suceda. Entonces quizá si, aparezca la vacuna.

Mientras, en lo que has tardado en leer esto habrán muerto 4 personas de malaria en el mundo.

Publicado en Cat malí 2010 | Deja un comentario

Mopti me sienta mal

Otro año regreso a Mopti. Una bonita ciudad bañada por el río, las barcazas y su mercado.

Regresamos a un buen hotel a reposar y a eso nos dedicamos.

No presento síntomas de nada, pero yo me siento extraño. Ni fiebre, ni diarrea, ni nada. Pero algo no me cuadra.

Seguimos le día normal, de visita, comiendo, cenando, piscina… al despertar tengo unas décimas de fiebre. Dado que nos íbamos a aventurar en 24 horas a país dogón y allí no hay hospitales, contacto con el seguro y rápidamente me dirigen a un clínica que ya visité el pasado año. Me recibe el mismo médico que alucinó al explicarle que repetía visita. Debo ser su mejor cliente.

Le explico mis circunstancias respecto al preventivo de la malaria: no puedo estar tomándolo todos los años. Realizamos un análisis de sangre y que volviera en un par de horas a ver. Debo decir que la sangre me la sacaron de la mano.

Mis compañeros realizan la pertinente visita al mercado instados por mí. Yo pasadas las dos horas regreso. Y efectivamente se confirma: malaria. El médico se preocupa en que no me preocupe. Yo no estoy preocupado. Él sigue insistiendo en que sea fuerte, que no llore. Yo no lloro, sigo sin estar preocupado. Parece que el hombre quería hacer un melodrama. Cuando llegan mis amigos, igual, que sean fuertes… definitivamente ha visto demasiados culebrones.

Como tendencia natural, suelo llevar las noticias feas con bastante buen pie. Y en este caso, tener malaria estando sano, fuerte, en un estado tan inicial y en el mejor lugar para tratarla que es África, no me preocupaba en exceso.

Inmediatamente comenzamos el tratamiento: un intravenoso de 3 horas de quinina en ese mismo momento y otro a las 6 de la mañana. después podría partir a hacer el trekking si quería.

De nuevo, el enfermero hizo un cambio médico cultural y me puso la via en vena extraña, haciéndome de nuevo bastante daño y el pobre pidiéndome perdón cada dos segundos. Y nada, tres horas de lectura y reposo en un camastro y un baño sucio en una clínica privada.

Así pasé las 24 horas, entre tumbado allí o paseando por el hotel, comiendo todo lo que podía y asustando a los turistas que me veían la vía.

Si alguien piensa que esta vez fuimos serios como para no reirnos, lo siento, está equivocado.

Mis compañeros entraron a la habitación haciendo que lloraban; yo me hice unas fotos de moribundo y por supuesto, mandamos un mail donde se insinuaba que el tratamiento podría dejarme impotente.

Lo sé, pero es que somos así.

Publicado en Cat malí 2010 | Deja un comentario

A una luz mágica

Siempre escuché o leí que la luz del Níger es especial. Nadie sabe definir qué la hace especial, pero lo dicen.

Hace un año pude comprobarlo y uno de los alicientes del viaje, era repetir la magia del sol por estas tierras.

En realidad, ni siquiera es el Níger, si no uno de sus afluentes, pero no le quita la magia.

Reemprendimos marcha, perdiendo más de una hora en Bamako y sus atascos para salir por el camino correcto. Nos dirigíamos hacia Segou.

El camino lo hicimos sin sobresaltos, parando para comer, comprando provisiones y haciendo una visita al lugar. Hablando aquí y allí, viendo jugar al fútbol, pasando las barcazas… desde luego con mucho más encanto que Bamako.

Continuamos la marcha y acampamos en un poblado la lado del río, previo permiso del jefe del pueblo y acomodándonos bajo un árbol por si llegaban las lluvias. Algún lugar entre Segou y San.

Dedicamos el resto del tiempo a pasear, observar la vida del lugar, sus niños lavándose; sus hombres, como siempre, sentados; las mujeres lavando y moliendo el mijo o sacando agua nada más salir el sol; disfrutando de los sonidos de la noche; dejándose llevar por la magia de la luz…

Publicado en Cat malí 2010 | Deja un comentario

Detenidos

Por el camino, a uno de los agentes le metimos algo de miedo en el cuerpo. Le explicamos que en España, cuando un policía te detiene debe enseñar su número y que evidentemente, nosotros íbamos a apuntar, ya que al día siguiente teníamos una cita con el cónsul Rolling Eyes

El pobre muchacho sacó su tarjeta tapando el número con el pulgar. Le pedimos que quitara el pulgar y no se atrevía y nos apartaba la tarjeta para que no anotáramos nada.

Llegamos a comisaría y nuestra mujer nos instó a bajar. Desafortunadamente, se marchó y allí nos dejó. Es la mujer policía más guapa que hemos visto, de ahí la facilidad con la que accedimos a subir al furgón Mr. Green

Allí pedimos hablar con el jefe. Estuvimos explicando nuestra situación en inglés al inspector jefe. Él nos explicó los peligros de Bamako y el bien hacer de la policía. Y vaya, nos dio la excusa perfecta. Así que, usando todas mis dotes actorales, me mostré altamente indignado por encontrarme en una ciudad tan peligrosa, lejos de mi hotel y sin entender que si nos podían robar, no sería más lógico dejar el pasaporte en el hotel. Vaya, le pillamos. Pero su reacción vino cuando escuchó las palabras “cita””cónsul””preguntar””legislación”.

De repente todo quedó en una anécdota y un bueno, que no pasaba nada, que nos lo perdonaba y que si podíamos hacer algo por él. Entonces, nuestro inglés se perdió en la bruma y no entendimos a qué se refería Rolling Eyes

Así que salimos, a lo que justo llegó un empleado del hotel con nuestros pasaportes en moto. Nuestro vasquito no había huído con las riquezas, si no que lo mandó para resolver el entuerto ya resuelto.

Y bien, nos detuvieron por no llevar el pasaporte, pero por supuesto, nadie dijo nada de tres hombres varones montados en una vespino sin casco y en plena noche, casi sin luz.

PD: nuestra visita al cónsul nunca se produjo y en días posteriores recibimos una llamada que nunca respondimos. Yo desde luego no iba a perder el tiempo en que tratara de convencerme de los “peligros” de ir hasta Hombori. Además, mi respuesta iba a ser bastante contundente y a la postre, resulta que real, ya que le hubiera dicho si antes de los secuestros, a la gente le pedía que no fuera por riesgo de malaria o meningitis, un peligro bastante más real y factible.

Y por hablar o por pensar Rolling Eyes … pasó. Si es que estoy mejor callado.

Publicado en Cat malí 2010 | Deja un comentario

Relax y averías

Nos dirigimos hacia Diema para reposar. Encontramos un hostelín que necesitaba alguna que otra reforma y desde luego una pequeña criba de cucarachas. Pero después de acampar en plena tormenta y esperar 25 horas en la frontera, era todo un palacio.

Y de ahí marchamos hacia Bamako, la capital. Disfrutando del verde del paisaje, sin darnos cuenta, casi llegamos, hasta que… un ruido y el coche no marcha. Afortunadamente nos pilló en la entrada de Bamako y en cuesta, así que pudimos bajar en punto muerto hasta parar delante del jardín botánico.

En seguida nos acercaron un mecánico, aunque ya habíamos detectado la avería: transmisión rota. Algo previsible y más tras cruzar la hermosa carretera norte de Senegal llena de socabones.

Tras acordar el precio, fuimos al mercado a por la pieza. El mecánico nos instó a acompañarle, pero yo no quería, ya que nos cobrarían más que si cogía la pieza él y después nos mentía y subía algo el precio. Siempre sería más barato. Pero no hubo manera de convencerle, así que nada. Conseguimos la transmisión nueva y a cambiar. Por cierto, por si no lo había dicho, esta vez también hice una pequeña previsión de la hora a la que llegaríamos. Desde entonces, no volví a decir nada al respecto.

Y una de las cosas que en África va más rápido es la mecánica. En una hora y media estábamos rodando de nuevo dirección a nuestro hotel donde reposar. Un buen hotel con piscina, comida variada y algo de comodidad que necesitábamos. La pega es que Bamako no es para nada una ciudad agradable y quizá nos sobró algo de tiempo.

Para muestra, un botón del tráfico y la contaminación a una temperatura nada fresquita

Pero bueno, pudimos refrescarnos, dormir y salir a algún bar donde conocer a Olga. Olga merece un capítulo a parte por ser una de las pocas probabilidades (de serlo) de encontrarse una mujer transexual por aquellas tierras.

A grandes rasgos, estos días nos sirvieron para descansar; dar paseos; comprar mi nuevo djembé y un balafone de encargo; conocer a Blackie Dk que a la postre resultó ser hijo de uno de los jefes de aduana de Kidira (donde esperamos 25 horas, las vueltas que da la vida) y que nos llevó por ahí de conciertos y a una discoteca de aren be (o como se escriba) de lo má lamentable; para regularizar nuestro pasaporte y

si, para ser oficialmente detenidos Laughing .

Nos estaban esperando a la puerta del hotel para multarnos por salir sin pasaporte. En Malí tienen la bonita costumbre de multarte si no vas identificado, cuando lo normal es dejar el pasaporte en el hotel a buen recaudo y si fuera necesario, acompañarte para corroborar tu identidad. Bueno, en nuestro caso, escuchamos un buenas noches en francés al que respondimos, para posteriormente pedirnos nuestra identificación que estaba a 20 m y donde no quisieron acompañarnos. Nuestro vasquito tenía su DNI y salvó, pero yo dije que no pagaba una multa.

Si no pagábamos, íbamos a comisaría en plena noche. Así que confluyeron dos factores la mar de bonitos: qué me voy a perder un paseo de noche por bamako y ver una comisaría, no por favor; y no pago polis corruptos. Así que, tras pedirnos una señorita del cuerpo que subiéramos al furgón, accedimos.

Publicado en Cat malí 2010 | Deja un comentario