St. Louis

Llegamos a St. Luois a la caída del sol. Y claro, conducir por esta ciudad de noche es complicado.

Es una ciudad separada en un par de islas con unos puentes modernistas que vivieron tiempos mejores.

Como no, se nos acercó ese joven sonriente en motoreta, pero bueno, esta vez hicimos uso de él para llegar donde dormiríamos. Un buen hotelín donde reposar de Rosso. A la postre, el hombre nos ofreció sus servicios de falso guía, pero no accedimos nada más que a que nos llevara a la aduana al día siguiente para ampliar nuestro passavant de Senegal.

Sí fue buena idea marchar con él por la noche, ya que acabamos en un club musical (St Louis es una buena de cuna musical africana) y así porque si, nos topamos con un concierto de Mama Sadio una cantante con cierto prestigio. Vamos, como si viene un inglés a un bar de Valladolid y dice “anda si hoy canta El Cigala” así de gratis, en un barecín. Nos lo pasamos bien, ciertamente y bueno, hablamos un poquito con ella a parte de coger uno de esos fabulosos discos grabados (que nunca sabes si funcionarán).

Al día siguiente amanecí temprano para arreglar todo sin necesidad de intermediarios, peeeeeeeeeero, tras varias horas de espera, evidentemente el jefe de aduanas no hizo presencia a su hora formal y legal. Simplemente llegó algo así como dos horas más tarde y yo había llegado como 2 horas antes.El caso es que no pudimos librarnos de nuestro motoreta, pero bueno, no nos vino mal….

Entramos al despacho de este joven hombre de poder. Como todo hombre joven de poder africano, le encanta sentirse importante y hacer ver que dependes de él. Su mesa estaba llena de papeles viejos. Tras presentarnos y sentarnos, le expuse la situación y leyó los papeles que llevaba. Y aquí empezó la parte tensa. No tensa porque no fuéramos a conseguirlo, que va. Ni porque estuviera enfadado, para nada. Además, el motoreta y el jefe se conocían, así que no había mucho problema.

Fue una dura prueba de fuego porque desde que cogió los papeles; pasando por la explicación; hasta cuando escribió; nos selló y nos cobró “el favor”; durante todo ese tiempo el hombre procedió a meterse el dedo pulgar en la fosa nasal a la búsqueda de un moco rebelde. Yo sentía la sonrisa de mis compañeros detrás y me concentré en no mirarlos. Durante unos cinco minutos contemplamos (era imposible no mirar) como rebuscaba y hacía una pelotilla por dentro de la nariz, preguntándonos si sacaría el premio. Claro, si vas a un hombre de estos a pedirle un “favor” lo que no debes es reírte en su cara. Lo que hace que a uno le entren más ganas de reírse.

Uffff, debo decir que fue quizá más duro que Rosso. Pero finalmente salimos con nuestra ampliación de passavant y librándonos de nuestro motoreta “pagándole” por el acompañamiento. Como me revienta pagar por intermediarios de….. pero bueno, al menos salimos con oxígeno para podernos reír fuera a gusto.

Aprovechamos y fuimos a la playa donde disfrutamos de un mar caliente y un socorrista con ansias de sentirse importante, todo el rato pitando con su silbato a todo el mundo. Hablamos con algunas personas, especialmente de fútbol y fuimos andando hasta el hotel (una buena caminata).

Salimos a la búsqueda de algún bar interesante, pero nada, eran todos para blancos y pierden chispa y gracia.

Al llegar al hotel nos encontramos con que se celebraba la elección de Miss St Louis Mr. Green , así que no tuvimos por más que fisgonear a las candidatas. Todo el mundo ataviado con sus mejores galas, todo impoluto y en medio 3 blancos “tiraos” con un opel corsa aparcado en el acceso de entrada. Lo cierto es que era una de esas imágenes extrañas que a veces se dan.

Debo decir, que las verdaderas Miss St Louis andaban en la playa y no en ese concurso de hijas de o sobrinas de…

hotelín

Mama Sadio

mama sadio

bahía

puente St Louis

colonialismo

playita

a pescar

Anuncios

Acerca de kemencito

De la mano...
Esta entrada fue publicada en Cat malí 2010. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s