Le petite bambino

Todo vehículo debe tener su propio nombre. Y más en estos casos. Mi anterior coche por ejemplo, fue bautizado como la rubia por un compañero de trabajo. Ahora tengo una pelirroja.

En este caso, pensamos algún nombre, pero claro así no sale, no fluye como debe.

Y fue un militar de la frontera mauritana, apoyado en un poste, con sus gafas de sol y un palillo en la boca, que vio como nuestro compañero acercaba el coche. Y se quedó un tanto atónito al ver a 3 blanquitos que no iban en su 4×4 o su furgo. Se rió, sin perder el palillo ni desapoyarse, y dijo : le petite bambino.

Mientras se reía, le comentó la jugada a otro militar que se rio también con la ocurrencia del bambino. Y lo cierto es que si, íbamos en un pequeño bebé coche que nos llevó 7000 km.

El nombre nos gustó y nos lo quedamos.

Así que si queréis un bambino de los duros, no dudéis en compraros un opel corsa del 87.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s